Si te interesan las ayudas para el alquiler, es importante que sepas lo que son los microcréditos a interés cero

Como un paliativo a toda la a inestabilidad económica a la que ha conducido la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, el Ejecutivo de Pedro Sánchez propuso en días recientes que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) se encargue de avalar una especie de crédito de baja cantidad con el fin de poder hacer frente al pago del alquiler en estos momentos para aquellos ciudadanos en situación de vulnerabilidad, y cuyo tipo de interés será cero.

Como es sabido, los microcréditos encontraron su inicio durante los años setenta de la mano de Mohammed Yunus a quien se le ocurrió que una forma de combatir el estado de pobreza en que se encontraba la población de Bangladesh era ofrecer pequeños préstamos a fin de que pudieran montar negocios. Para ese entonces las cantidades eran realmente pequeñas, entre 27 y 30 euros. Entonces la gran mayoría de los clientes eran mujeres, pero los tipos de interés eran bastante elevados (cerca del 20%). Y aunque la morosidad era bajísima, se sustentaba en el concepto de “vergüenza social” de este modo el clan, la casta o los clientes terminaban devolviendo el dinero.

¿Ha existido en España alguna iniciativa semejante? 

Hace algún tiempo, entidades como la antigua Caixa Catalunya se presentó como pionera en tal materia, asegura Gonzalo Gortazar. Para ello, intentó ejecutar una réplica del sistema en España pero con importes más ostentosos pero no funcionó. En la actualidad, CaixaBank cuenta con un banco que otorga créditos a muy bajo interés para quienes son emprendedores, pero no a tipo cero. En todo caso, son para montar negocios, más no para hacerle frente al pago de alquiler de una vivienda.

¿Para lanzar una iniciativa de estas dimensiones el Gobierno ha contado con los bancos?  

En realidad, no. Hasta ahora los bancos no han hecho alguna negociación con el Ejecutivo con el fin de sacar este tipo de producto financiero. El negocio de los bancos se enfoca en prestar dinero, pero siempre ha sido ganando algo.

La banca en estos momentos no se encuentra ofreciendo este tipo de productos pues la mayor parte de las entidades no disponen de él en su cartera. En el caso de que se adoptarán, se podrían catalogar como “negocio responsable”.

Ahora surge la siguiente interrogante: ¿Quién se encargará de avalar y quien concedería tales préstamos casi gratis?. De la misma forma que en la crisis anterior, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) se ocupará de avalar este tipo de productos. Para el año 2008, lanzó ICO Directo para las empresas y además contó con una morosidad bastante alta. Estos préstamos se podrán canalizar por medio de las entidades de crédito, pero serán avaladas por el Estado mediante el ICO.

Objetivo que se persigue

Concretamente se busca aliviar la situación que se encuentran viviendo los inquilinos durante las semanas en las que se ha vivido el estado de alarma. Este tipo de ayuda se ha diseñado por el Ejecutivo como una fórmula para avalar microcréditos con intereses muy bajos, la misma es posible devolver en un periodo que va entre 6 a 10 años para los esos inquilinos que están más afectados por la crisis del coronavirus.

Este se trata de un nuevo paquete de medidas que está dirigido solo a arrendatarios particulares, más no a comerciales. Para esas familias que presenten una situación bastante delicada, y para ello el departamento dirigido por José Luis Ábalos se encuentra estudiando la manera de habilitar las ayudas especiales mediante los Fondos del Plan Estatal de Vivienda.