La manera de enseñar otro idioma a los niños sin forzarlos

Actualmente se cree que ser bilingüe sólo puede lograrse si el niño comienza a hablar ambos idiomas, tal es el caso de la compañía dedicada a enseñar inglés para niños Kids&Us, quienes aportan un sistema especial de educación para que los niños aprendan inglés como si se tratase de su lengua natural, sin embargo, el profesional Jill Stribling no se encuentra de acuerdo con ello – “es un mito que no se pueda ser bilingüe pasada cierta edad”- comenta, aunque es ideal comenzar con ambos idiomas en simultáneo se puede aprender un poco más tarde.

“El 68% de la población actualmente es bilingüe”- comenta Jill, “dentro de los países ubicados al norte de Europa como Bélgica y Holanda, sus habitantes manejan de forma simultánea dos idiomas, mientras que otros países como Estados Unidos o España, quienes se encuentran sin conocimiento son irregulares con este tema, sin embargo, se ha demostrado que los niños bilingües son más creativos, tienen la capacidad de desarrollar el cerebro de una forma diferente y poseen mayor autoestima.  “Cualquier niño que lo desee puede ser bilingüe”- asegura que las personas no solamente tienen la ventaja de saber hablar otro idioma, sino que también los condiciona de forma psicológica “los niños bilingües son más creativos, desarrollan el cerebro de una forma diferente y poseen una mayor autoestima”.

Los cursos de inglés en los cuales no se hable en español facilita que los niños se acostumbren a escuchar otra lengua, su fonética y expresiones lo asocian con las personas que constantemente le hablan en ese idioma. Un punto que no se debe tomar en cuenta es la resistencia que presentan algunos niños al hablar en inglés, es normal que el idioma se sientan más cómodos, pero con el pasar de los días van a arriesgarse con lecciones que sean capaces de introducirlos en el mundo bilingüe, pues durante las clases tendrán que comunicarse bajo ese idioma si desean participar en todas las actividades recreativas.

En el caso de que los niños se sientan presionados van a terminar bloqueando el idioma y entonces será un poco más difícil que disfruten de todo el aprendizaje, un error común que cometen todos los padres es presionar sin notarlo a todos sus hijos, esa típica frase “dime una frase en inglés” cuando son recogidos durante la salida hace que todos actúen de manera negativa en los pequeños, si los haces sentir presionados van a acabar bloqueando el idioma, por lo que será un poco más difícil que disfruten del aprendizaje y que por ende aprendan.

A su vez el cerebro necesita de un tiempo especial para poder atreverse a hablar en otro idioma, “para ellos es como aprender a sumar”- de acuerdo a lo que comenta Jill -“es imposible que un niño puede aprender a sumar sin que este conozca antes los números”, por ello es importante que los padres comprendan que aprender un idioma nuevo necesita algo de tiempo, de hecho durante los primeros 6 meses se vive “el periodo de silencio”, un tiempo durante el cual el niño no puede aprender hablar inglés, pero su cerebro lo capta, así que debes tener paciencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *