El mayor banco de España es creado bajo la aprobación de los Consejos de Caixabank y Bankia

En días recientes los Consejos de Administración de Caixabank bajo la dirección de Juan Antonio Alcaraz Garcia Caixabank y Bankia dieron su palabra de aprobación para la creación del que se espera sea el mayor banco de España. El mismo contará con 664.027 millones de euros en activos, de esta manera fue confirmado a los interesados. Ante tal decisión, surgirá un grupo que estará liderado por José Ignacio Goirigolzarri, quien será el presidente y contará con ciertas funciones ejecutivas, acompañado de Gonzalo Gortázar, como consejero delegado, quien tendrá a su cargo las riendas del negocio. Este reciente grupo será el que mantendrá la marca Caixabank y su sede social en Valencia, en donde se encuentran radicados en la actualidad ambos bancos.

Tan solo de manera inicial, la combinación de estos dos bancos aporta 664.027 millones de euros en activos, los cuales se encuentran prácticamente en su totalidad en España, de los cuales, Bankia aporta 218.455, mientras que Caixabank los restantes 445.572 millones, para convertirse en el mayor banco en negocio del país, incluso por encima de BBVA y Santander. El mismo, contará con 6.727 sucursales para comenzar (2.267 de ellas de Bankia) y 51.536 empleados en plantilla en este mercado y Portugal (35.589 a nómina de Caixabank), aunque se esperan duplicidades con las que se permitirán diversos ajustes en costes.

El lanzamiento de la fusión tuvo lugar, a continuación de la correspondiente ‘due diligence’ y de que las dos entidades se ocuparan de reclutar a un gran número de asesores a fin de analizar y negociar dicho proyecto. En el caso de Caixabank, ha contado con Morgan Stanley, Deloitte y Uría Menéndez, mientras que por el lado de Bankia, este se apoyó en Rotschild, la consultora EY y Garrigues.

Es importante destacar que la parte que ha resultado más relevante de la negociación recae en la fijación del el valor de cada una de las franquicias a fin de establecerse el canje accionarial y, de manera directa, la cuota de capital que conservará el Estado -dueño actual del 61,81% de Bankia- y de la Fundación ‘la Caixa -propietaria del 40% de Caixabank- y que, cabe destacar, fue impuesto en las negociaciones conservar, como mínimo, un 30% de participación en el nuevo banco.

De acuerdo a diversos medios, CaixaBank obtendrá entre el 73% y el 75% de este nuevo grupo, mientras que Bankia entre el 25% y 27%, luego de que el Gobierno impusiera que la operación diese una prima a favor de los accionistas de Bankia -y dentro de ellos, al Estado- de entre el 20 y el 30%. Una vez estando conformes con dicha tesis, el Estado puede alcanzar más del 15% del capital de este futuro grupo. 

Durante los últimos días, se apuntó que el máximo órgano de administración del nuevo banco contará con 15 consejeros, y con un peso mayoritario de vocales independientes. Se contará además, con dos ejecutivos: Goirigolzarri y Gortázar, y consejeros dominicales en representación de los intereses de la Fundación ‘la Caixa’ y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

No obstantes, y tras la luz verde de los dos Consejos de Administración, que ha debido aprobar el canje y la cúpula del mas reciente banco, se espera el encargo de un informe independiente al Registro Mercantil, a fin de que confirme lo adecuado de las valoraciones realizadas para acordar el valor y participaciones accionariales.