Con una baja inversión se puede montar una pequeña empresa

Si después de haber estudiado una carrera, un master en administración y tener tu puesto en una importante empresa decides ser el dueño de tu propio negocio, te comentamos que no estás solo ya que este es exactamente el sueño de muchas personas. Pero hay que tomar previsiones para que ello deje de ser solo eso, un sueño y se convierta en un hecho con todas las herramientas al alcance de la mano.

¿Establecer lo que se conoce como franquicia, o invertir en un negocio propio?

Para quienes se inician en este mundo, suele ser importante decidir en primera instancia cuál de los dos modelos tomarás en consideración para iniciar tu empresa. Para alcanzar tal distinción es preciso evaluar las ventajas y desventajas que podrían presentarse y con ello poder descubrir cual es tu verdadera necesidad.

Cuando se trata de una franquicia, eta se encuentra sustentada en procesos que ya han sido estandarizados debido a que fueron exitosos en otro local, mientras que por su parte, la empresa propia brinda la oportunidad de ser gestionada de la forma en que se prefiera, además a través de esta figura, se pueden atender demandas de diversos sectores que aún no han sido atendidas.

Y si se trata de los recursos financieros

Medir a mediano y largo plazo suele ser más sencillo de medir cuando se trata de una franquicia, y ello se debe a que existe previamente una planificación y un cronograma específico.

Mientras que si se trata de un negocio propio, es posible ganar representatividad en medio de un gran número de emprendedores que también se encuentran buscando lo mismo en el mercado, con lo cual se ve justificado el hecho de querer dar inicio a nuestro propio emprendimiento, claro, todo dependerá de lo que deseas y del perfil que tengas.

Ideas para establecer una empresa pequeña

Lo primero que se requiere es identificar cuál sector en el mercado no se encuentra atendido y si es posible a actuar en él, ya que podría resultar un problema sin solución o bien te brinde la oportunidad de solventar algún proceso por medio de una mejor calidad, con atención diferente o quizás más competitivo.

Es recomendable que en medio de todas las opciones que encuentres, te decidas por invertir en un análisis de mercado, ya que a partir de la información que ello te suministre podrás tener una mejor comprensión del ecosistema empresarial en donde quieres incursionar, sus demandas, proveedores, relaciones comerciales y competencia.

Lo siguiente que te sugerimos hacer, es pensar en ciertas ideas con las que puedes establecer un empresa pequeña, evaluando antes todas las opciones que se ajusten a tu realidad. Algunas ideas pueden ser trabajar con el ramo de la limpieza, esta es una buena opción para quienes requieren de ese servicio ya que carecen de tiempo para hacerlo; también podría invertir en la categoría de eventos y encargarte de la gestión de presupuestos de matrimonios, graduaciones, o cualquier otro agasajo.

La logística también resulta excelente opción, sobretodo si se trata de grandes centros comerciales. Otro renglón es el de educación donde se pueden dictar, talleres, cursos, idiomas, entre otros.